Inventarios Biológicos Rápidos: Resultados del Campo: Cuba 07





Cuba: Península de Zapata

Informe a primera vista | Archivos PDF | Agradecimientos

Informe a primera vista



Fechas del trabajo de campo
Del 8 al 15 de septiembre del 2002



Región
República de Cuba, Provincia de Matanzas, Municipios de Ciénaga de Zapata, Jagüey Grande, Unión de Reyes, y Pedro Betancourt. El complejo de bosques y pantanos de Zapata ocupa la totalidad del límite sur de la provincia, extendiéndose 175 km de oeste a este, entre Punta Gorda y Jagua. Tiene un ancho promedio de 14 a 16 km, pero logra alcanzar 58 km de ancho, de norte a sur, desde el pueblo de Torriente a Cayo San Miguel.



Sitios muestreados
El equipo del inventario biológico rápido exploró seis lugares dentro de la Península de Zapata: Bermeja (bosques de ciénaga), Peralta (bosques de ciénaga y herbazales de ciénaga), Pálpite (marismas pantanosas), el río Hatiguanico (herbazales de ciénaga y manglares), Punta Perdíz (bosques semicaducifolios), y Caleta Sábalo (bosques de ciénaga y bosques semicaducifolios).



Organismos estudiados
Plantas vasculares, insectos (escarabajos terrestres [familia Carabidae], hormigas, libélulas), moluscos, anfibios y reptiles, aves y mamíferos.



Resultados principales
El equipo del inventario rápido identificó oportunidades importantes para la conservación de la Península de Zapata, donde dos tipos de vegetación resaltan por ser de alta prioridad: (1) bosque de tierra baja (la extensión más grande en el área de las Antillas) y (2) humedales dominados por pastizales (tanto en el sector este como oeste). Este último está entre los más grandes y los más intactos de dichos hábitats en el mundo. Estos ecosistemas son un refugio para una biota muy rica y diversa, con alto grado de endemismo, especialmente los vertebrados. Durante ocho días en el campo, nuestro equipo encontró especies restringidas geográficamente y nuevos registros para la localidad. A continuación damos un breve resumen de los resultados para estas áreas y organismos estudiados.

Plantas: Aunque nos enfocamos en los tipos de vegetación más extensos (ver Sitios Muestreados, arriba), la región de Zapata alberga 17 formaciones reconocidas, que incluyen el increíble Complejo de Vegetación de Manantial de Ciénaga, dentro de las islas boscosas denominadas petenes. Los herbazales de ciénaga (Fig. 2H), los cuales evocan de los pastos de zonas húmedas o hierba serrucho de los Pantanos de los Everglades de Florida (USA), requieren del fuego para su mantenimiento y son hábitat exclusivo para algunas especies endémicas de aves y peces, asi como el amenazado cocodrilo cubano, y una población notable del manatí, una especie en declive. Los manglares de ciénaga a lo largo de los ríos y de la costa son criaderos cruciales para una gran parte de la vida marina de la región. Los bosques de tierras altas sirven de albergue para la mayoría de las aves endémicas de la región, así como también de los reptiles. Ambos los bosques de ciénaga (Fig. 2C), inundados permanentemente o estacionalmente, y los bosques semicaducifolios (Fig. 2E) han sido altamente alterados en algunas áreas, por actividades humanas así por huracanes e incendios. Registramos 305 especies de plantas vasculares, de un estimado de 1000 existentes en la región de Zapata. Entre estas tenemos numerosas especies de árboles de importancia económica y ecologica, incluyendo al sabal y la caoba. Estudios previos indican que el 13% de la flora de Zapata se encuentran solamente en Cuba.

Insectos: Nuestros inventarios de insectos sólo incluyeron a los escarabajos de tierra (Carabidae), hormigas, y libélulas, y estos resultados deben ser considerados preliminares. El presente inventario de carábidos es el primero de este tipo para la Ciénaga de Zapata. Registramos 54 especies de estos escarabajos, de los cuales 4 son endémicos de Cuba y 1 es una especie nueva de Ardistomis. Sospechamos que muchas especies más serán encontradas en Zapata cuando se exploren más hábitats y lugares (especialmente en la parte oeste de la península). La fauna de hormigas de Zapata está dominada por especies ampliamente distribuidas e introducidas. Registramos 17 de las 30 especies esperadas para la región, incluyendo 1 especie endémica para Cuba y una hormiga cortadora nativa, nueva para Zapata. La Ciénaga de Zapata, por ser el humedal más grande de Cuba, es un lugar de gran importancia para la conservación de las libélulas. Registramos 18 de las 50 especies esperadas para la región.

Moluscos: Los caracoles terrestres dominan la fauna malacológica de Cuba. La mayoría de las 1 300 especies en el país son endémicas. Zapata tiene pocas especies para un área de su tamaño. Registramos 5 caracoles terrestres, incluyendo un registro nuevo para Zapata. También se registró 7 moluscos de agua dulce, incluyendo 2 nuevos para la región de Zapata. La especie más abundante en agua dulce fue Pomacea palludosa.

Anfibios y Reptiles: Registramos 14 de las 16 especies de anfibios esperados para la Península de Zapata, excediendo la lista anterior por 4 registros. Un cuarto de las 58 especies cubanas de anfibios viven en la Ciénaga de Zapata y representan todas las familias encontradas en el país. Los anfibios de Zapata muestran el típico alto grado de endemismo encontrado en Cuba (13 de las 14 especies encontradas son restringidas a Cuba). De las 43 especies de reptiles estimadas para la región, registramos 41—un incremento de 5 especies sobre la lista anterior. El endemismo es moderado en los reptiles de Zapata. Registramos la lagartija Sphaerodactylus richardi (1 de las 2 especies de reptiles restringidas a la península) así como también a 4 especies de reptiles y una subespecie nunca antes observada en Zapata.

Aves: La Península de Zapata es la región más rica en el país en cuanto a aves endémicas de Cuba, aves acuáticas y aves migratorias terrestres. Registramos 117 especies de las 258 observadas previamente en la península. Observamos 2 de las 3 aves encontradas sólo en Zapata (la Ferminia [Fig. 5A] y la subespecie endémica del Cabrerito de la Ciénaga, pero no encontramos a la casi extinta Gallinuela de Santo Tomás). En adición a estas aves, los pantanos albergan también al Mayito de Ciénaga, endémico de Cuba, así como también a la amenazada Grulla y la Yaguasa. Los bosques de Zapata son igualmente importantes para las aves. Bermeja es posiblemente el área de anidamiento más importante para las aves endémicas en Cuba—14 especies se reproducen en sus bosques. De las 30 especies amenazadas en Cuba, 16 anidan en Zapata. Durante el inventario se observó 6 especies amenazadas endémicas de Cuba, así como también registros únicos o extremadamente raros para 3 aves terrestres migratorias.

Mamíferos: La diversidad de mamíferos en la región de Zapata, así como en Cuba, es baja. Los murciélagos conforman el grupo más abundante. La península alberga tres especies de jutías, las cuales son representativas de un grupo de roedores grandes y restringidos a las Antillas Mayores. Una de estas jutías, Mesocapromys enanus, se conoce sólo de la región de Zapata. De los 15 mamíferos existentes en la región (nativos e introducidos), registramos a la jutía relativamente común Capromys pilorides y a especies introducidas como la rata negra, el ratón de casa y la mangosta pequeña de la India.



Comunidades humanas:
En parte debido a nuestro corto periodo en el campo, nuestro trabajo no incluyó un inventario rápido social. La densidad poblacional de la Ciénaga de Zapata es baja—los extensos pantanos limitan el acceso a gran parte del área. Sin embargo, las comunidades humanas de la península dependen de los recursos naturales provistos por el pantano y bosques circundantes. Los habitantes de la zona de amortiguamiento subsisten mayormente a base de la agricultura a pequeña escala, explotación de los bosques (madera y carbón), y pesca. A una escala más pequeña, usan la tierra y las aguas para la silvicultura, producción de ganado, cacería deportiva, apicultura y turismo, este último todavía no produce incentivos económicos para la conservación por los residentes locales.



Amenazas principales
Las amenazas principales a la diversidad biológica y a los recursos naturales de la Península de Zapata son (1) daño a la capa freática, pantanos y ciénagas; (2) destrucción o degradación de los bosques de tierra altas; y (3) especies invasoras. El lavado excesivo de nutrientes, contaminación química debido a la agricultura desarrollada río arriba, y el drenaje y desviación de los canales de agua son amenazas que deberián ser monitoreadas. Cualquier construcción nueva de carreteras y canales deberá ser planeada cuidadosamente para minimizar la fragmentación de los hábitats de plantas y animales silvestres. Tanto la tala selectiva de especies maderables grandes y la tala indiscriminada con motivos de producción de leña y carbón incrementan el daño realizado por los huracanes y deja a los bosques vulnerables a la destrucción por incendios. Melaleuca, una especie australiana que ha penetrado en los pantanos, parece ser la más peligrosa de las especies invasoras presentes ahora en Zapata. Las especies de mamíferos introducidos (incluyendo a la mangosta pequeña de la India) y las especies de peces no nativas podrían llegar a ser problemas si sus poblaciones se incrementan.

Otras amenazas a la conservación de las especies y comunidades nativas de Zapata son (1) incendios con frecuencias no naturales que podrían causar cambios en la vegetación, (2) desecación y salinización de suelos, (3) ganado suelto y mamíferos ferales, (4) daño a las palmeras royales y sabales, (5) cacería de especies amenazadas, (6) turismo sin control, y (7) limitaciones en recursos humanos en cuanto a conservación (por ejemplo, educación pública, entrenamiento de personal, y fondos).


Estado actual
Cuatro áreas centrales—El Parque Nacional Ciénaga de Zapata, el Sistema Espeleolacustre de Zapata, y los refugios de Vida Silvestre de Bermeja y Los Sábalos—protegen 434 546 hectáreas. Estas áreas protegidas están a cargo de cuatro agencias: Centro Nacional de Áreas Protegidas; la delegación del Ministerio de Ciencia, Tecnología, y Medio Ambiente en Matanzas bajo la Estación de la Ciénaga de Zapata; y la Unidad de Áreas Protegidas de la Empresa Municipal Agropecuaria. La Ciénaga de Zapata también es una Reserva de la Biosfera de la UNESCO y un sitio Ramsar (un humedal internacionalmente importante). Sin embargo la mayoría del área protegida se encuentra en la propia ciénaga— los bosques permanecen vulnerables al uso humano descontrolado.



Principales recomendaciones para la protección y el manejo
Las conversaciones con el personal de CITMA, el Parque Nacional, y las estaciones en la region han resultado en las siguientes recomendaciones:
  • 01 Incrementar la efectividad de la Reserva de la Biosfera como unidad de manejo mediante la expansión de la intensidad y extensión de acciones de conservación para incluir la totalidad de la Península de Zapata. Concentrar los primeros esfuerzos en el fortalecimiento de la protección y manejo fuera del parque nacional.

  • 02 Zonificar la península para usos de tierra adecuados. La zonificación disminuirá la presión en los ecosistemas a lo largo de toda la península y facilitará el manejo, aún fuera de las áreas formalmente protegidas.

  • 03 Manejar la extracción local de madera, especialmente en los bosques de Bermeja, para que los ecosistemas puedan tolerar el uso de subsistencia. Desarrollar fuentes de energía alternativa. Intensificar los esfuerzos para restaurar los bosques degradados.

  • 04 Controlar especies invasoras, enfocándose en especies que causen daños significativos al ecosistema.

  • 05 Reducir o eliminar la cacería de especies sobreexplotadas por razones comerciales. Introducir el manejo de las especies cosechadas para subsistencia.

  • 06 Experimentar con el manejo de la frecuencia de incendios en pantanos, marismas y bosques.

  • 07 Evaluar las amenazas producidas por la contaminación, canalización y drenaje de los humedales de Zapata. Desarrollar protocolos para monitorear y manejar estas potenciales amenazas.

  • 08 Fortalecer la capacidad local para la conservación a través de la educación pública, los planes regionales y locales de manejo, la reglamentación del turismo, la colaboración entre las agencias encargadas y un aumento de recursos para el personal de conservación.

  • 09 Desarrollar recursos financieros a largo plazo para apoyar la protección y el manejo de la península en su totalidad.


Beneficios de conservación a largo plazo
  • 01 Un área de conservación mundialmente importante que incluye (1) uno de los ecosistemas de pantanos más grandes e intactos del mundo; (2) la extensión más grande de bosque bajo en Cuba, y en el Caribe; y (3) el sistema espeleolacustre más extenso en Cuba.

  • 02 Protección para poblaciones significativas de más del 80% de las aves endémicas de Cuba, así como para el hábitat de otras especies endemicas como anfibios, reptiles, mamíferos e insectos

  • 03 Recursos naturales--madera, comida (incluyendo criaderos marinos), y agua--de los cuales dependen las comunidades humanas locales



What is a rbi?
the rbi team
What do we do?
Results from the Field
Image Gallery
eng

ibr home | qué es un ibr? | el equipo del ibr | qué es lo que hacemos? | resultados del campo | galerí a de imágenes | ECP | Field Museum Home

© 2002 The Field Museum, All Rights Reserved
1400 S. Lake Shore Dr, Chicago, IL 60605-2496
312.922.9410

Copyright Information | Linking Policy

Technical Support
webmaster@fieldmuseum.org