Inventarios Biológicos Rápidos: Resultados del Campo: Bolivia 01





01: Bolivia: Pando Rio Tahuamanu

Informe a primera vista | Achivos pdf | Agradecimientos

Informe a primera vista



Fechas del trabajo de campo
16–25 Octubre 1999



Organismos estudiados
Plantas vasculares, anfibios y reptiles, aves, primates y otros mamíferos grandes.



Principales resultados
El equipo del inventario biológico rápido confirmó el enorme potencial que existe para la conservación biológica en el occidente de Pando. El área está cubierta por bosques viejos que albergan una rica flora y fauna. Durante diez días en el campo, el equipo examinó una variedad de hábitats, incluyendo algunos recientemente talados, los cuales todos albergan una población relativamente pequeña de humanos que se dedican principalmente a la cosecha de castaña y siringa.

Gigantes árboles centenarios de la llanura del río—que requieren condiciones abiertas para establecerse y sobrevivir—crecen en la tierra alta, lo que indica que estos bosques han sido ocupados por humanos durante siglos. La alta frecuencia de árboles de valor humano, tales como especies de semillas nutritivas, frutos fibrosos, látex, madera resistente a la descomposición y frutos comestibles dulces, sugiere además que las poblaciones de estas especies aumentaron a lo largo de la historia debido a los esfuerzos humanos.

Pero este régimen de manejo tan compatible con la diversidad biológica se ve ahora seriamente amenazado. Los cambios se extienden rápidamente por la región, transformando grandes extensiones de bosque antiguo en un mosaico de retazos de bosques jóvenes talados y fincas ganaderas, amenazando con fragmentar y destruir el paisaje de bosque antiguo y alterando seriamente el patrimonio cultural y biológico de la región.

Durante este inventario rápido, el equipo de campo registró muchas agrupaciones de especies en el Departamento de Pando, que no aparecen en algún otro lugar de Bolivia. Unas 57 especies adicionales no se habían registrado anteriormente en Bolivia, y por lo menos una podría ser nueva para la ciencia. A continuación se presenta un breve resumen de los resultados:

Vegetación y flora: Esta parte occidental de la cuenca amazónica abarca excelentes ejemplos de comunidades aluviales de aguas blancas, terrazas de arcilla arenosa con una gran abundancia de árboles de castaña (Bertholletia excelsa) y siringa (Hevea brasiliensis), al igual que peculiares bosques planos de sartenejales sobre terrazas aluviales mal drenadas a lo largo del Río Tahuamanu. El suelo de las terrazas altas parece ser rico y los bosques productivos, especialmente en cuanto a especies de árboles importantes para los animales (incluyendo los humanos; por ejemplo, higueras y palmeras).
Registramos 615 especies durante el inventario, de las cuales unas 50 constituyen nuevos registros para Bolivia. El equipo de botánicos considera que el número de especies de plantas en las áreas propuestas para la reserva de vida silvestre (alrededor de 65.000 ha) llega a cerca de 2.000.

Mamíferos: La fauna de primates es sumamente rica. El total de 14 especies de monos registrados es igual al total más alto registrado en cualquier otro sitio de los neotrópicos y se encuentra entre las concentraciones más altas de monos o simios en cualquier otro lugar del mundo. El raro Callimico goeldii (en la Lista Roja de la UICN de especies vulnerables) es un importante objeto de conservación dentro de estos bosques. Una observación tentativa por el equipo del común mono lanudo (Lagothrix lagothricha) constituye el primer registro para Bolivia durante los últimos 50 años. De los otros 37 grandes mamíferos no primates registrados durante el inventario, uno podría ser una potencial nueva especie o sub-especie de venado y otro constituyó un nuevo registro para Bolivia. Se encontró un total de 14 mamíferos listados por CITES.

Aves: Registramos 192 especies de aves en el sitio no talado (Pingo de Oro y sus inmediaciones) y 163 especies en el sitio de tala selectiva (San Sebastián y sus inmediaciones), con un estimado de 300 especies de aves en cada sitio y cerca de 500 especies para la región. Las observaciones significativas incluyeron dos arpías (Harpia harpyja), una especie que necesita una zona geográfica amplia y abundantes poblaciones de monos y otros mamíferos grandes arbóreos para su alimentación.

Anfibios y reptiles: Aunque realizamos el inventario durante la temporada seca, el equipo registró 55 especies y estima que la fauna herpetológica podría ser de 120-150 especies. Seis de las ranas son nuevos registros de país para Bolivia. Poblaciones de crocodílidos (Caiman crocodylus), tortugas de río (Podocnemis unifilis), y galápagos de patas amarillas (Geochelone denticulata) parecen haber sufrido la presión de la caza y corren peligro de extirpación. Así mismo, otros crocodílidos podrían también estar en peligro. Las agrupaciones de otros anfibios y reptiles probablemente continúan intactas y son típicas del sur de Perú y de los estados de Pando y La Paz, en Bolivia.



Principales amenazas
La principal amenaza al patrimonio biológico y cultural de la región es la conversión a gran escala del bosque antiguo a la ganadería, agricultura y asentamiento humano. Otras amenazas más sutiles son la tala selectiva y los caminos asociados a ella, a lo largo de los cuales colonos nuevos y sin experiencia en cuanto a la ecología local ingresan a los bosques antiguos y los dañan. La caza de subsistencia de primates, aves grandes, tortugas y Caiman constituye una seria amenaza en ciertas áreas. La caza para el comercio de mascotas, aunque aparentemente baja por el momento, podría constituir un serio problema en el futuro.

Debido a la proximidad de la región a Cobija y a las áreas progresivamente más pobladas de Brasil, la colonización humana, la destrucción de los hábitats y la caza aumentarán de forma desorganizada y destructiva a menos que una planificación comunitaria de conservación detenga o invierta esta tendencia. Las personas que viven actualmente en los bosques se verán desplazadas y privadas de su estilo de vida compatible con la biodiversidad si los bosques antiguos son destruidos o degradados. Sin embargo, la cercanía a Cobija podría también beneficiar la conservación debido a las muchas oportunidades para la educación y el ecoturismo.



Estado actual
Existen ya varios elementos claves para la conservación de los bosques de Pando. El gobierno regional y varias instituciones bolivianas están interesados en el manejo a largo plazo. Los antiguos seringueros y castañeros, con su tradicional uso de la biodiversidad, son potenciales asesores y colaboradores. Las comunidades indígenas (Yaminahua y Machineri) desean colaborar en un plan de conservación integral que incluya sus tierras recientemente tituladas (Tierras Comunales de Origen, TCO). Sin embargo, no existe todavía una evaluación completa de la riqueza de las especies y comunidades, ni tampoco un plan coordinado de crecimiento basado en la ecología de la región. Los esfuerzos actuales incluyen inventarios rápidos adicionales y estudios de factibilidad para identificar opciones para cambiar una economía maderera y ganadera en decaimiento por sólidas prácticas ambientales.



Principales recomendaciones para la protección y el manejo
1.

Establecer una gran reserva central, la Reserva de Vida Silvestre Tahuamanu, RVST, donde se prohíba la extracción maderera y la caza. Involucrar a las comunidades al norte y sur de la RVST para manejar sus tierras para la conservación, de manera que toda la frontera occidental de Pando se convierta en un corredor de conservación que se extienda desde la Reserva Indígena (TCO) de Yaminahua-Machineri cerca de Bolpebra, hacia el sur atravesando la RVST, y hasta la Reserva Nacional de Vida Silvestre Amazónica Manuripi.

2.

Asegurar el manejo participativo de la RVST y de su zona de amortiguamiento por parte de las comunidades locales, especialmente los pobladores que actualmente viven en el bosque y dependen de éste.

3.


Establecer un centro de investigación en la RVST para estudiantes bolivianos y científicos internacionales.

4.

Promover la investigación y el monitoreo de la extracción sostenible y ecológicamente sensible de recursos forestales no maderables, incluyendo látex, frutos y semillas.



Beneficios para la conservación a largo plazo
Una sólida planificación de la conservación podría mantener la cubierta del bosque antiguo y la riqueza cultural del occidente de Pando en su nivel actual, apoyando al mismo tiempo la subsistencia de los pobladores que al momento dependen del bosque. Una estrategia ecológicamente compatible facilitaría un flujo sostenible de productos de subsistencia y para el mercado en la economía de Pando y mantendria cuencas saludables. La concentración de especies primates de importancia mundial en estos bosques, la magnificencia del bosque alto y la belleza de los senderos seringueros contribuyen a un alto potencial para el ecoturismo en la región, donde Cobija puede ser el principal punto de aceso. La Universidad Amazónica de Pando y otras instituciones locales ya sirven también como centros de educación ambiental para los adultos y niños de Pando, quienes podrían heredar bosques saludables con un rico patrimonio biológico.





What is a rbi?
the rbi team
What do we do?
Results from the Field
Image Gallery
eng

ibr home | qué es un ibr? | el equipo del ibr | qué es lo que hacemos? | resultados del campo | galerí a de imágenes | ECP | Field Museum Home

© 2002 The Field Museum, All Rights Reserved
1400 S. Lake Shore Dr, Chicago, IL 60605-2496
312.922.9410

Copyright Information | Linking Policy

Technical Support
webmaster@fieldmuseum.org